¿Cubre el seguro de hogar la factura de un fontanero?

              



Según diferentes estudios llevados a cabo por la Asociación de Entidades de Seguros ICEA durante los últimos años, una de las intervenciones más frecuentes que suelen llevar a cabo las aseguradoras hacen referencia a los siniestros producidos por daños de agua. Posicionando el trabajo del fontanero como un elemento clave en cualquier póliza.

Por ello, las principales aseguradoras que se encuentran en nuestro país han ido adaptándose a las necesidades y demandas de los usuarios. Incluyendo a las reparaciones en la vivienda como uno de los pilares centrales en sus seguros más básicos. Entre ellos, los servicios de fontanería.


Los servicios en el hogar, claves en tu póliza

Si bien es cierto que las reparaciones en el hogar son cada vez un valor más determinante a la hora de escoger entre las diferentes compañías existentes, conviene prestar una especial atención a diferentes detalles. Entre ellos, destacan los siguientes:

  • Los especialistas y los servicios que se cubren: Si bien es cierto que en el caso de la fontanería, como consecuencia de su popularidad, es uno de los servicios que suele estar presente en la mayoría de las pólizas. Existente otros, como el de la cerrajería, que no lo están en los packs más básicos. Por ello, es importante prestar atención a la cobertura de cada servicio al detalle.
  • La inclusión de los costes de desplazamiento: Este tipo de gastos pueden suponer una importante cantidad en la factura final. Por lo que es importante que queden cubiertos.
  • ¿Cuántas horas de trabajo quedan incluidas? En la mayoría de las ocasiones, suele existir una limitación máxima de horas trabajadas.
  • ¿Qué ocurre con los materiales? Este suele ser otro de los puntos más relevantes. Dependiendo del tipo de seguro, puede que no estén incluidos. Por lo que conviene asegurarse antes de solicitar el servicio.


Los servicios en el hogar, claves en tu póliza

Son muchos los problemas en el hogar que pueden incidir de manera directa en nuestro día a día. Desde un desatasco de ducha hasta una reparación de nuestra cerradura. Por ello, antes de contratar un seguro, resulta clave que nos asesoremos acerca de los servicios que quedan incluidos, así como sus limitaciones.

Ante un escenario como el actual, en el que la digitalización ocupa un papel cada vez más destacado, consultar toda la información necesaria a través de los diferentes canales de atención al cliente es fundamental. De esta manera, podremos obtener un servicio que se adaptará por completo a todas nuestras necesidades.

Si te ha gustado este contenido, te agradeceríamos que lo compartieras: