| INICIAR SESIÓN

IVA Intracomunitario: Qué es y cómo se aplica

Si quieres comprar o vender productos y servicios en otros países de la Unión Europea debes estar familiarizado con el IVA intracomunitario. En este post te damos la información básica acerca de este impuesto sobre las transacciones comerciales europeas.


Consejos¿Qué es el IVA intracomunitario?

Como ya sabrás el IVA es el Impuesto de Valor Añadido, un impuesto que grava el consumo y que pagamos al adquirir bienes y servicios.

Cada país europeo tiene su propio IVA, lo que complicaba las operaciones de compra venta en las que estaban implicados consumidores y empresas de distintos países. Para facilitar las cosas, la Comunidad Europea creó el IVA intracomunitario, que se aplica las transacciones comerciales entre profesionales y empresas residentes en los distintos estados miembros de la Unión Europea. Su principal ventaja es que autónomos y empresarios no tienen que introducir el IVA cuando facturan a clientes europeos.

Sin embargo, para usar este sistema hay que estar dado de alta en el ROI (Registro de Operadores Intracomunitarios) para que te asignen un código llamado NIF-IVA. Se trata de un número de identificación fiscal que debe aparecer en tus facturas a otros países europeos.

No tener asignado un NIF-IVA si operas dentro de la Unión Europea supone una importante desventaja, ya que obliga al cliente a pagar el 21% de IVA, encareciendo el precio final. Esto hace que los productos y servicios con IVA intracomunitario sean mucho más competitivos.

¿Cómo inscribirse en el ROI?

Pueden darse de alta en el ROI empresas y autónomos que:

  • Estando establecidos (o no) en el territorio de aplicación del IVA español, realicen entregas de bienes o adquisiciones intracomunitarias de bienes sujetas a IVA, incluso si los bienes objeto de dichas adquisiciones intracomunitarias se utilizan en la realización de actividades empresariales o profesionales en el extranjero.
  • Sean destinatarios de servicios prestados por empresas no establecidas en la Península y Baleares, respecto de los cuales sean sujetos pasivos del IVA (inversión del sujeto pasivo).
  • Presten servicios realizados en otro Estado miembro distinto de España, cuando el sujeto pasivo sea el destinatario de los mismos.

También pueden registrarse en el ROI las personas jurídicas que no actúen como empresarios o profesionales, cuando realicen adquisiciones intracomunitarias de bienes sujetas al IVA.

Si cumples los requisitos para inscribirte en el ROI debes solicitar el alta como operador rellenando la casilla 582 del modelo 036 de la Agencia Tributaria (recordemos que el modelo 036 es el que se usa para inscribirse en el Censo de Empresarios y darte de alta en Hacienda). Por otro lado, en la casilla 584 tendrás que incluir la fecha prevista para la primera operación intracomunitaria.

Este modelo se presenta en la oficina de Hacienda más cercana o a través de Internet. La aceptación del alta puede tardar hasta tres meses, así que paciencia.

¿Cómo se aplica el IVA intracomunitario?

La aplicación del IVA intracomunitario es bastante compleja ya que depende de tres aspectos:

    o Si hablamos de bienes o servicios o Si la operación es una compra o una venta o Si el comprador es una empresa, un profesional o un particular

En bases a estas tres situaciones veamos las combinaciones posibles en las que se puede ver envuelto una empresa o profesional dado de alta en el ROI y cómo funciona el IVA de la factura en cada caso:

  • Venta de bienes a empresas o profesionales residentes en otro país de la UE:
    • El destinatario está dado de alta en el ROI: No se aplica IVA en la factura.
    • El destinatario no está dado de alta en el ROI: Se aplica el IVA del país de emisión.
  • Venta de bienes a particulares residentes en otro país de la UE: El vendedor debe inscribirse como operador en el país del cliente si sus ventas anuales superan cierto límite (entre 35.000 y 100.000 euros según el territorio) y aplicar el IVA de ese mismo país.
  • Venta de servicios a empresas o profesionales residentes en otros países de la UE: La factura se entrega sin IVA y el cliente luego debe liquidar el IVA con las autoridades fiscales de su país mediante el proceso de inversión del sujeto pasivo.
  • Venta de servicios a particulares residentes en otro país de la UE: Se aplica el IVA en la factura: si se trata de servicios de telecomunicaciones, radiodifusión, televisión y electrónicos se aplica el IVA del país del vendedor; en el resto de casos, el del país del comprador.
  • Compra de bienes y servicios a empresas residentes en otros países de la UE: El comprador (autónomo o empresa) debe liquidar el IVA como si lo hubiera vendido él mismo en su país. Luego podrá deducir el IVA según el proceso fijado por la Agencia Tributaria.

Como dijimos al principio, en este artículo hemos intentado resumir las características básicas del IVA intracomunitario. No obstante, las ventas internacionales intracomunitarias son complejas así que te recomendamos contactar con un asesor fiscal para asegurarte de que tus operaciones están en regla.

soporte@facturascloud.com