| INICIAR SESIÓN

Autónomo colaborador: Requisitos y cosas que debes saber

Cuando un autónomo monta una empresa muchas veces echa mano de cónyuge o hijos para ponerles a trabajar en el negocio. Es entonces cuando entra en juego la figura del autónomo colaborador.

Según la ley, el autónomo colaborador es un familiar del autónomo titular que convive y trabaja con él. No hay, pues, ningún problema para que un autónomo contrate a un familiar, pero sí existen varios requisitos para ser autónomo colaborador.


Autónomo colaborador: Requisitos

Para empezar no todos los familiares pueden ser autónomo colaborador, solo pueden los familiares directos del empresario, lo que incluye a:

  • Cónyuge
  • Padres e hijos
  • Parientes hasta segundo grado de consanguineidad
  • Hijos adoptivos

Hay algunas excepciones, por ejemplo, las parejas de hecho no pueden funcionar como autónomos colaboradores, ni tampoco los familiares menores de16 años (que no pueden realizar ninguna actividad profesional en general).

Otro requisito es el de la dedicación. El autónomo colaborador debe estar ocupado en el negocio de forma habitual. No vale si la colaboración es esporádica o puntual.

Para darse de alta como autónomo colaborador basta con ir a la Seguridad Social y presentar:

  • Modelo TA0521/2 (Solicitud de alta en el régimen especial de autónomos - Familiar colaborador del titular de la explotación).
  • Libro de familia (para certificar el parentesco)
  • DNI
  • No es necesario darse de alta en Hacienda, pero sí hay que presentar una copia del alta en Hacienda del familiar titular del negocio.

Ventajas de ser autónomo colaborador

Esta figura tiene algunas bonificaciones interesantes:

  • Bonificación del 50% de la cuota de autónomos durante los 18 meses posteriores al alta.
  • Bonificación del 25% desde el mes 19 al 24.
  • Exención de obligaciones fiscales trimestrales. Al no estar dado de alta en Hacienda no necesita presentar declaraciones ni impuestos trimestrales de IVA e IRPF (eso es obligación del titular del negocio). Si tendrá que presentar de forma anual su declaración de IRPF, como cualquier otro trabajador.

Por otro lado, el autónomo titular tiene algunas obligaciones con respecto al colaborador, que por otro lado son las mismas que tendría con el resto de trabajadores: pagar sus cotizaciones de la SS, pagar su salario y entregarle la nómina… Y también tiene alguna ventaja ya que al contratar a un familiar directo puede obtener una bonificación del 100% de la cuota empresarial por contingencias comunes durante doce meses en caso de contratación indefinida.

El objetivo de estas bonificaciones es conseguir que se dan de alta esos familiares que debido a la crisis estaban trabajando en negro en el negocio familiar.

soporte@facturascloud.com