| INICIAR SESIÓN

Cuáles son las diferencias entre costes, pagos y gastos

Costes, pagos y gastos son tres palabras que cualquiera que tenga un negocio está acostumbrado a utilizar. Sin embargo, estos tres conceptos económicos no son sinónimos; cada uno tiene sus propios matices que es importante conocer. A continuación te enseñamos las principales diferencias entre costes, pagos y gastos de la forma más fáciles para que puedas entenderlas fácilmente.


Diferencias entre costes, pagos y gastos

Empecemos yendo a la definición que el diccionario de la RAE da de cada uno de estos términos:

  • Coste: Gasto que ocasiona algo. (En Latinoamérica suele hablarse de costos, pero es lo mismo)
  • Pago: Entrega de un dinero o especie que se debe.
  • Gasto: Cantidad que se ha gastado o se gasta.

A primera vista el diccionario no ofrece mucha ayuda. Hay que acudir, por tanto, a la contabilidad. Empecemos por los conceptos que a priori puede ser más difícil diferenciar: Costes y gastos.

Diferencias entre costes y gastos

Los términos coste y gasto son palabras comúnmente usadas en los campos de negocios, economía y contabilidad. La mayoría de las veces, estos términos se pueden usar indistintamente sin problema. En contabilidad, sin embargo, los términos tienen significados bastante diferentes.

¿Qué es un coste?

Según su definición técnica el coste es la cantidad de efectivo o equivalentes de efectivo pagados para adquirir un activo (un bien que la empresa posee y que puede convertirse en dinero u otros medios líquidos equivalentes.) En contabilidad los costes son el dinero que necesita una empresa para fabricar sus productos u ofrecer su servicio. Los costes más habituales son la materia prima y la mano de obra.

En términos comerciales el coste forma parte del valor del producto y ayuda a establecer su precio de venta. Por ejemplo, si una bodega necesita X kilos de uvas para hacer un litro de vino tendrá que vender el vino por lo menos al mismo precio que los X kilos de uvas para por lo menos cubrir ese coste.

¿Qué es un gasto?

Los gastos hacen referencia al dinero necesario para actividades de distribución, administración, mantenimiento o venta del producto. Un ejemplo de gasto podría ser el sueldo del personal de administración. Un gasto supone disminuciones en los beneficios económicos durante el período contable.

Diferencias

Dicho lo cual, podemos establecer varias diferencias entre costes y gastos:

  • Los costes se asocian a la fabricación del producto mientras que los gastos se asocian a su comercialización y administración.
  • Los costes forman parte del valor del producto, mientras que los gastos no.
  • Los costes se incorporan al activo, junto con los productos terminados, mientras que los gastos se registran como perdidas en la cuenta de resultados.

Dentro de una fábrica, por ejemplo, es fácil diferenciar costes y gastos. La materia prima es un coste mientras que el sueldo del departamento de recursos humanos es un gasto. Los costes son necesarios para fabricar el producto y los gastos para que la empresa funcione.

La división entre costes y gastos no es rígida. Si un coste no supone ningún beneficio puede convertirse en un gasto. Piensa en la materia prima que se compra para fabricar varias unidades de un producto que luego no se venden.

¿Qué es un pago y en qué se diferencia de costes y gastos?

Para complicar las cosas también tenemos el concepto de pago, que también supone un desembolso de dinero. Un pago es el abono de una cantidad de dinero destinada a extinguir una obligación. Mientras que el gasto es voluntario, ya que podemos consumir o no, el pago va a sufragar una obligación.

A diferencia de costes y gastos, que se refieren a lo que cuesta el proceso de producción, los pagos reflejan los recursos que la empresa no tiene y necesita comprar. Los pagos se contabilizan en el balance de situación.

Conviene tener presente que el gasto puede producirse después del pago, dependiendo de si este último es aplazado o al contado. Por ejemplo, supongamos que hoy una empresa compra materia prima por valor de 10.000 euros pero llega a un acuerdo para que el proveedor le cobre 90 días después. En ese caso el gasto ocurre en el momento de la compra pero el pago se produce a los 90 días, que es cuando el dinero sale de caja.

Esperamos haber aclarado tus dudas sobre las diferencias entre costes, gastos y pagos. Si sigues teniendo dudas o no quieres equivocarte te recomendamos que en tu negocio utilices un software de facturación trate adecuadamente los tres conceptos. Un programa como Facturas Cloud, que te permite controlar el flujo de caja y ver la evolución económica en ingresos, gastos, beneficios, cobros y pagos.

soporte@facturascloud.com