| INICIAR SESIÓN

¿Puedes facturar sin ser autónomo? Todo lo que necesitas saber


Cada vez son más las personas que apuestan por emprender su propio negocio o actividad comercial sin depender de otra empresa que las contrate. Esto viene derivado de la crisis, de la dificultad para encontrar un trabajo como asalariados, y de la merma de sueldos, lo que provoca que muchos usuarios busquen caminos alternativos para ganar dinero. Estamos en una época de aumento exponencial de emprendedores. El problema aparece cuando estos emprendedores tienen que darse de alta como autónomos y pagar la cuota de la Seguridad Social, que asciende a un mínimo de 267,04 euros al mes, sin importar los ingresos que se tienen. Por eso muchos emprendedores optan por la economía sumergida, un problema de difícil solución, pero que necesariamente tendría que pasar por ajustar esa cuota al nivel de ingresos.

¿Puedo facturar sin ser autónomo?

La Seguridad Social exige darse de alta para facturar cualquier trabajo. Sin embargo, existe un vacío legal que posibilita emitir facturas sin estar dado de alta en algunos supuestos. Por ejemplo, podrían emitir una factura sin ser autónomos aquellas personas que apenas tienen ingresos en su actividad, aquellos que realizan una actividad de forma puntual para ganar dinero extra, o trabajadores por cuenta ajena que realizan una segunda actividad por cuenta propia. Resumiendo, es posible facturar sin ser autónomo cuando el ejercicio de una actividad no posibilita el mantenimiento habitual de la persona, o lo que es lo mismo, no puede vivir de ese trabajo. Lo que también hay que tener en cuenta es que, a pesar de ser posible, no se trata de una práctica legal, de modo que existe un riesgo de sanción por parte de la Administración, aunque es un riesgo bajo.

Cifra máxima para facturar si no estoy dado de alta como autónomo

Entre todas las preguntas que surgen al pensar en facturar sin ser autónomo, tiene especial importancia la referente al límite que se puede facturar sin darse de alta. Este límite viene marcado por la cifra que alcanza el salario mínimo interprofesional al año, que en 2017 es de 9906,40 euros. Si la cifra de los ingresos por trabajos complementarios supera el SMI, el problema de cara a la Administración sería mucho peor para el usuario. Por otro lado, la obligación de declarar los ingresos y el correspondiente IVA trimestral se aplica en cualquier situación, sin importar que el usuario esté o no dado de alta como autónomo.

¿Qué debo hacer para facturar?

Existen algunas vías legales para facturar sin estar dado de alta. Opciones que facilitan la labor de las personas, y que permiten emitir facturas puntualmente siempre y cuando los ingresos no excedan la cifra del salario mínimo interprofesional. Por un lado, puedes darte de alta de forma temporal, para concentrar todas tus facturas en ese periodo y evitar pagar más cuotas de las necesarias. Esta es una práctica peligrosa, y nada recomendable si la facturación anual sobrepasa el SMI. También puedes facturar a través de un tercero o una cooperativa. Hay algunas empresas que se dedican a emitir facturas para aquellas personas que no están en condiciones de darse de alta como autónomos. En ambos casos, la emisión de la factura conlleva unos gastos que tendrás que abonar, mucho más bajos que darte de alta por tu cuenta. También es interesante tener en cuenta que, este año, aumenta el tiempo de tarifa plana para los nuevos emprendedores, que podrán comenzar a desarrollar su actividad con un descenso importante de la cuota de autónomos. Actualmente, el tiempo de tarifa plana es de 6 meses, que aumentará hasta el año en poco tiempo. Como ves, es posible facturar sin ser autónomo, aunque lo más recomendable es darte de alta para que todo sea legal y que tu negocio o actividad no se encuentre con ningún problema en ningún momento.

soporte@facturascloud.com