¿Es importante contratar un sistema de seguridad para mi negocio?

              



Cuando por fin te decides a arriesgar tu capital en un negocio propio, alojando todas tus herramientas de trabajo en su interior, los profesionales del robo pueden ser conscientes. ¿Necesito un sistema de alarma para mi local? Un negocio es tiempo, dinero e ilusión. Pero, tal vez, todo esto se puede ver truncado por bandas criminales expertas en desplumar tu establecimiento. Volver a remontar después de un suceso como este puede conllevar a un gasto desmedido o, incluso, al cierre definitivo.


¿Qué sucede si te conviertes en el objetivo principal de estos ladrones?

Invierten mucho tiempo en analizar qué lugares son los idóneos para asegurar su triunfo. Después de observar tu comportamiento durante unos días concluyen si merece la pena o no entrar en el momento que menos te lo esperas, estés o no en su interior.

Conocen dónde tienes el dinero, ordenadores u objetos de valor por los que se han interesado. Posiblemente hayan entrado ya haciéndose pasar por uno de tus clientes, así podrán verificar si tu oficina tiene sistema de alarma instalado. Estudian la accesibilidad de todas las entradas y salidas. Deben cerciorarse de que podrán actuar en apenas unos segundos para sustraer la mercancía con rapidez.


¿Cómo puedo prevenir que entren en mi negocio?

Estos delincuentes, cada vez más expertos, saben casi todos los métodos para asaltar tu proyecto profesional. Para intentar esquivar esta situación, te mostramos en este artículo una serie de sugerencias para que no alcancen su voluntad.

  • Revisa puertas y ventanas de tu local antes de salir. Si el establecimiento cuenta con cerraduras antiguas o que han pasado por muchas manos cámbialas por otras que sólo tú poseas sus llaves.
  • Utiliza una caja fuerte o similar si cuentas con herramientas de trabajo de gran valor.
  • Si aún no tienes un lugar determinado, procura elegirlo en una calle que cuente con luz y tránsito de personas abundante, esto ahuyentará a los malhechores.
  • Tener mayor precaución a primera y última hora del día. Pueden aprovechar la soledad de las calles y la manipulación del efectivo para la jornada para cumplir su cometido.
  • Por supuesto, no dudes en avisar a la policía, en caso de ser necesario, si crees que estás siendo vigilado o has notado que han intentado entrar.
  • Actualmente, lo más efectivo es la instalación de un sistema de alarmas. Las placas de seguridad les advierten de la presencia de cámaras y puede que al verlas pasen de largo. Además de vigilar la irrupción ilegal, son útiles para casos de incendios o aviso a la policía si detecta una intrusión no autorizada.

El año pasado se cometieron más de 100.000 robos con violencia en viviendas y negocios en España. Desgraciadamente los números siguen aumentando y la situación de vulnerabilidad en la que nos podemos encontrar es muy real. Y a ti, ¿te ha pasado alguna vez?

Si te ha gustado este contenido, te agradeceríamos que lo compartieras: