| INICIAR SESIÓN

¿Qué es la suspensión de pagos?

La suspensión de pagos es una de las situaciones más temidas por las empresas. En este post te contamos qué es exactamente y para qué sirve.

Suspensión de pagos: definición


La suspensión o cesación de pagos se da cuando una persona física o jurídica declara su incapacidad temporal para hacer frente a las obligaciones con sus acreedores. En otras palabras, no cuenta con suficiente liquidez para pagar sus deudas, está un estado de insolvencia transitoria. Esta figura está regulada por la  Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.


¿Para qué sirve suspender pagos?

El objetivo de la suspensión de pagos es negociar un nuevo acuerdo entre acreedores y deudor para ampliar el plazo para saldar la deuda o modificar las condiciones de pago. De esta forma el deudor consigue tiempo para reunir el dinero, ya sea cobrando los pagos pendientes de sus clientes o vendiendo parte de sus activos.


Para que una empresa pueda declararse legalmente en suspensión de pagos hacen falta dos requisitos:

  • Debe acreditar la posibilidad de hacer frente a los pagos en el futuro.
  • Los acreedores tienen que aceptar la negociación.
Durante la suspensión de pagos la empresa puede seguir desarrollando su actividad. Los acreedores no suelen poner pegas a la suspensión de pagos, ya que prefieren cobrar más tarde que no hacerlo nunca o entrar en una complicada batalla legal.


La suspensión de pagos suele confundirse a menudo con la quiebra y el concurso se acreedores. Veamos en qué se diferencian.


Diferencia entre quiebra y suspensión de pagos


En la quiebra la empresa tampoco puede hacer frente a sus deudas. Pero en esta ocasión además el valor de las deudas es mayor que el de los activos de la empresa, por lo que ni vendiéndolos podría pagarlas. El patrimonio neto de la empresa es negativo y la situación mucho más complicada.

Diferencia entre suspensión de pagos y concurso de acreedores


El concurso de acreedores también se da ante una situación de insolvencia. No obstante, el concurso de acreedores siempre ocurre después de la suspensión.

El concurso de acreedores es un procedimiento legal por el que se nombra a un administrador concursa encargado de gestionar las cuentas de la empresa para poder pagar las deudas. No todas las suspensiones de pago acaban en concurso de acreedores, para que éste se dé es necesario que lo solicite alguna de las partes (empresa o acreedores).


Una gestión óptima de las cuentas de tu empresa es la mejor forma de evitar la suspensión de pagos.

soporte@facturascloud.com